“Los palestinos tienen derecho a resistir la ocupación colonialista”

Los niños arrojan piedras a una topadora blindada. Foto - Palestina Libre
Marcelo Buzetto, autor de “La Cuestión Palestina”, charló con ARGMedios sobre los ataques del Estado de Israel a Palestina. Desde su experiencia en Palestina en varias oportunidades cuenta sobre la resistencia de un pueblo que resiste a la usurpación de sus tierras.

Por Erika Gimenez y Julián Inzaugarat

La masacres en manos del Estado Israelí hacía el pueblo palestino volvió a su punto más álgido. La agresión de un Estado colonizador y supremacista que despliega Israel contra los palestinos y las palestinas se da junto al silencio y complicidad de los organismos internacionales y las potencias hegemónicas.

Buzetto* viajó varias veces a territorios palestinos. En su experiencia vivió demoliciones por parte de las fuerzas militares israelí y sintió en carne propia los puestos de control que sufren a diario miles de palestinos y palestinas.

¿Cómo es el día a día en Palestina? 

El pueblo palestino no es libre de ir y venir (…) Los productos no son gratuitos para ir y venir. Los palestinos viven desde la creación del Estado de Israel, el 15 de mayo de 1948, una situación de apartheid. Sufren una limpieza étnica y de una política de genocidio por parte del llamado Estado de Israel.

Estuviste en Palestina, ¿Qué sentiste cuando estuviste allá?

Estuve en Palestina tres veces y pude ver la dificultad que tiene el pueblo palestino para ir al trabajo, visitar a los parientes, a sus familias palestinas. Son obligados a moverse por su territorio, por su tierra natal siendo sometidos a las peores humillaciones por parte del ejército o la policía israelíes.

¿Cómo es el control que aplica el Estado de Israel a los ciudadanos palestinos?

En la actualidad hay unos 750 puestos de control en el territorio palestino ocupado, donde el ejército israelí controla la circulación de vehículos y de las personas. A muchos palestinos y palestinas no se les permite salir de su ciudad para ir de una ciudad a otra. Me he encontrado con varios palestinos las veces que he estado en Belén cerca de Jerusalén, pero no en una ciudad distante de Jerusalén. Muchos ciudadanos de Belén u otras ciudades palestinas no tienen autorización para ir a Jerusalén.

Checkpoint en Palestina – Foto: Mikel Cia

¿Cómo es la política de demolición de casas palestinas? 

Los palestinos viven en una situación de demolición de viviendas en varias regiones de Jerusalén Oriental. En el barrio de Silwan, por ejemplo, he presenciado demoliciones de viviendas palestinas como resultado de la política expansionista del gobierno israelí en Jerusalén Oriental. He visto situaciones de desalojo de familias palestinas y manifestaciones legítimas de palestinos en defensa de los residentes, que nacieron, crecieron en el barrio de Sheikh Yarrah.  Cuando estuve en Palestina en 2010 y 2011 ya había empezado el proceso de expulsión de familias palestinas de sus hogares para poner en su lugar a colonos judíos sionistas que venían de EE. UU.,  desde alguna región de Asia o incluso de Europa del Este. Por esto es que el día a día es muy difícil.

¿Cuál es la situación de la economía palestina? 

La economía palestina está bajo el control de Israel y está bajo el bloqueo de Israel. No hay libertad comercial. Los palestinos tienen muchas restricciones para comercializar sus productos. La pequeña industria palestina y el pequeño comercio palestino sufren mucho. El número de desempleados y de trabajadores precarizados es muy alto y los campesinos palestinos también tienen dificultad para comercializar sus productos porque quien controla las fronteras de Palestina con otros países es Israel. De modo que los palestinos no tienen libertad para viajar con sus productos por carreteras de una ciudad a otra. 

¿Cómo comercializa Palestina sus productos con otros países?

Palestina tiene una frontera en el mar Mediterráneo en la costa, pero es el Colonialismo israelí que controla toda Palestina por tierra o aire. No tienen libertad para exportar porque Israel prohíbe a los palestinos tener un puerto. Gaza tiene un proyecto más portuario e  Israel les prohíbe la construcción de ese puerto para comercializar productos palestinos al mundo. Israel controla la frontera con Jordania, por ejemplo, controla la frontera con Líbano y con Siria. Israel mantiene bajo ocupación desde el ‘67 los Altos del Golán que son frontera de Palestina con Siria. Entonces, los palestinos podrían tener una vida mejor si no fuera por el colonialismo israelí.

Tanto en Gaza como en Cisjordania existen bloqueos, ¿Cuál es la situación en cada uno de estos territorios con respecto al control israeli? 

La vida cotidiana es muy difícil en Gaza como en Cisjordania. Pero específicamente en Gaza es donde hay un mayor bloqueo, una mayor dificultad, ya que no pueden ingresar equipamiento de salud, remedios, materiales de construcción para reconstruir viviendas, edificios, escuelas y hospitales que Israel bombardea constantemente. Así que es una vida cotidiana bastante dura. Todo esto tiene un impacto emocional muy fuerte. Hay un gran número de palestinos que han desarrollado crisis de ansiedad y depresión, los niños han pasado por situaciones como esas. Varios niños afectados por los bombardeos, por las restricciones, por la violencia constante, por la represión y por la tortura carcelaria que sus familiares pasan, por la muerte y desaparición de sus amigos. En fin, esa es la realidad diaria de Palestina bajo ocupación militar.

¿Cómo crees que ellos y ellas logran sobrevivir?

Los palestinos logran sobrevivir por varios factores: La solidaridad es muy fuerte. Creo que la desarrollaron a lo largo de la historia después de resistir el colonialismo del Imperio turco-otomano hasta 1918, el colonialismo del Imperio británico de 1918 a 1948 y el colonialismo sionista-israelí desde 1948 hasta la actualidad. Por eso cuando sos un pueblo que sufre tanto, que tiene generaciones y generaciones participando activamente en la heroica lucha por la resistencia y por la libertad e independencia, por la Justicia. Creo que estas personas terminan construyendo lazos de solidaridad entre las familias palestinas muy particulares. Así que creo que los palestinos han desarrollado la capacidad de actuar por sí mismos para construir su propia fuerza para construir sus propios medios de vida. Así es que han podido resistir, a través de la solidaridad y la auto-organización y la solidaridad internacional, lo que ha sido fundamental para sobrevivir y resistir.

¿Conoces algunas de esas experiencias solidarias entre el pueblo palestino?

Diferentes experiencias de poder popular se desarrollan en Palestina, entre campesinos, entre mujeres, entre diferentes categorías de trabajadores, entre las pequeñas empresas y la pequeña industria palestina tratan de organizarse económicamente con algún apoyo externo. Hay proyectos internacionales de patrocinio y financiamiento para apoyar el desarrollo de la salud, de la cultura, de la educación en Palestina y hasta los programas también que fueron creados en el pasado por la Organización para la Liberación de Palestina como el Palestino Red Relief y otros.

La multitudinaria protesta frente a la embajada de Israel en Madrid exige el fin de la masacre en Gaza. 2014. Foto – Adolfo Luján

Existen organizaciones palestinas que resisten los ataques de Israel, ¿cómo logran organizarse ante tanta agresión y control por parte de Israel?

En el caso de la población palestina que está en Gaza pueden hacer una resistencia contra Israel. Los palestinos tienen organizaciones de resistencia legítimas y allí han recibido apoyo principalmente del gobierno de Irán para construir los medios necesarios para su resistencia legítima contra el colonialismo sionista. Existe un conflicto clásico entre una potencia colonialista en Israel y un movimiento de liberación nacional. Y en este caso hoy, este movimiento de liberación nacional para poder resistir y sobrevivir ha tenido este apoyo especialmente en los últimos años del gobierno iraní para garantizar condiciones materiales de la resistencia. 

¿Por qué crees que los medios de comunicación comparan a la organización Hamas y la milicia israelí como iguales?

Los medios empresariales corporativos tienen vínculos económicos con grupos sionistas israelíes, grupos empresariales judíos sionistas. Entonces no es nuevo,  que el control de los medios por las fuerzas económicas y políticas que son aliadas de Israel en los Estados Unidos, de Inglaterra y Francia. En otras palabras, Israel es un aliado del imperialismo y por eso los medios de comunicación y las agencias internacionales van a reproducir noticias e ideas que interesen al gobierno de Estados Unidos, al gobierno israelí.

Foto – Palestina Libre

¿Existe una guerra como intentan mostrar los grandes medios?

Los medios intentan mostrar erróneamente que hay una guerra allí. En realidad hubo una guerra de conquista imperialista colonial que ha sido llevada a cabo por Israel desde 1948. Y del otro lado, tienes un movimiento de liberación nacional. Entonces es un conflicto entre el colonialismo de Israel y el Movimiento de Liberación Nacional, no es posible comparar. 

¿Cómo se explica la presencia de organizaciones armadas palestinas? 

Los medios de comunicación siempre tratarán a los palestinos de manera diferente y tenemos que hacer un trabajo para mostrarle al mundo que los palestinos tienen derecho a resistir, el derecho a la resistencia frente a la ocupación colonialista de su tierra natal, es un derecho legítimo y un derecho histórico e inalienable de cualquier pueblo. Cualquier nación, pueblo o país que viva una ocupación militar de su territorio por parte de una potencia extranjera. El sionismo es eso. Es un extranjero que fue a Palestina a conquistar el territorio, todo el pueblo tiene el derecho inalienable de resistir al imperialismo. El derecho a la existencia es un derecho legítimo de los pueblos garantizado incluso por el derecho internacional. 

 


Marcelo Buzetto es integrante del Colectivo de Relaciones Internacionales del Movimiento de Trabajadores sin Tierra (MST) en São Paulo, Brasil. Además, Buzetto es presidente del Instituto de Estudios en Geopolítica de Oriente Medio (IGEOP) y autor del libro «La cuestión palestina: guerra, política y relaciones internacionales»