Copa América: la final en pandemia

En medio de la crisis de COVID-19, el evento deportivo más importante del continente. Analizamos junto a Brasil de Fato, la otra final de la Copa América.

Copa América final pandemia

La Copa América iba a realizarse en Colombia pero la crisis causada por el gobierno de Iván Duque dejó a Argentina como sede provisoria. La Ministra de Salud Carla Vizzoti, alertada por la pandemia, puso en duda la realización del torneo ante el aumento de casos. Días antes del inicio, Conmebol anunció el torneo en Brasil, que este sábado juega la final

¿Qué busca ganar Bolsonaro con la Copa América?

El presidente Jair Bolsonaro decidió no seguir la final de la Copa América entre Brasil y Argentina en el estadio Maracanã. Dice ‘‘respetar el protocolo covid-19’’. A pesar de ello, la agenda oficial del presidente incluye una nueva motociata (una concentración de motos con sus partidarios de extrema derecha) en Rio Grande do Sul. Por lo tanto, los ministros representarán al gobierno federal en el evento de la Conmebol.

La postura del presidente resulta sorprendente, ya que Bolsonaro aceptó ser el anfitrión de la Copa América durante la mayor crisis sanitaria de la historia del país, a 11 días del inicio del torneo. En 1918, cuando el país atravesaba una crisis de gripe española, el gobierno brasileño apoyó el aplazamiento del Campeonato Sudamericano de Selecciones, como se llamaba entonces a la Copa América, hasta el año siguiente.

Copa América pandemia
Foto: Saulo Ferreira

Mientras el país acumulaba 487 mil muertes y una media de 66 mil casos de Covid-19 diarios, el presidente afirmaba que la pandemia estaba superada. Ahora, al final del evento, Brasil supera las 530.000 muertes por el nuevo coronavirus, siendo el país con el mayor número de muertes registradas en 2021.

El país tiene una tasa de mortalidad 4,4 veces superior a la registrada en todo el mundo y, según proyecciones de científicos independientes, Brasil puede alcanzar el millón de muertes en octubre de este año.

El 3 de junio, cuando anunció el evento, Bolsonaro señaló que la economía había crecido un 1,2% en el primer trimestre del año y que todos los que quisieran podrían vacunarse hasta fines de 2021. Sin embargo, no comentó que el crecimiento económico fue inferior al previsto para el periodo y continuó con la campaña contra las vacunas.

El escenario de crisis sanitaria y económica, con un 13% de parados y 19 millones de personas en situación de inseguridad alimentaria, también se refleja en los sondeos de opinión. Bolsonaro prioriza asistir a un acto con simpatizantes cuando alcanza un record de rechazo nacional. Según la última encuesta de XP/Ipespe, el 52% de los brasileños considera que el gobierno es malo o terrible, mientras que el 49% estaría a favor de la destitución.

Así, los analistas coinciden en que, a pesar de no seguir la final de la Copa América en persona, Bolsonaro espera un triunfo de la selección para alejar la atención de las últimas denuncias de corrupción contra su gobierno, que surgieron en la Comisión Parlamentaria de Investigación (CPI) de la pandemia.

La Copa América en pandemia

Copa América pandemia

Nos proponemos repasar algunos datos con la pandemia como protagonista, y observando la gestión de Argentina y Brasil durante la mayor crisis sanitaria de la historia. Mientras se juega la final de la Copa, ¿qué hicieron Argentina y Brasil para combatir la pandemia?

 

Bolsonaro mira la final e ignora la pandemia

El gobierno de Bolsonaro no adoptó las orientaciones de la OMS y persiguió a los gobernadores que intentaron aplicar medidas de confinamiento durante los picos de contagio.

Tardó demasiado en firmar los contratos para la compra de vacunas y pagó más por los inmunizantes utilizando intermediarios. Ahora desanima a la población a vacunarse, al tiempo que acepta la celebración de la Copa América en el país, bajo la justificación de que «la pandemia está terminando».

Hasta el 03/07, el 12% de la población completó el ciclo de inmunización y 35% ya recibió la primera dosis. Pero también, el Ministerio de Salud realizó aplicaciones de unas 26 mil dosis fuera del plazo de validad.

Brasil ya registró los primeros casos de la variante Delta y con un índice 4,4 veces superior al media mundial, es el país con mayor numero de muertes.

Inversión en la lucha contra la pandemia

En 2020, el gobierno gastó 554,5 mil millones de reales (cerca de 100 mil millones de dólares). El presupuesto aprobado para combatir la pandemia fue de 673,5 mil millones de reales. Nunca destinó 119.000 millones de reales (21.000 millones de dólares), que ya habían sido aprobados.

Aproximadamente el 60% del importe se destinó a pagar el Auxilio Emergencial (311.110 millones de reales), una medida similar al IFE en Argentina.

En 2021, el Poder Ejecutivo aprobó un gasto de 74.100 millones de reales (3.000 millones de dólares). Pero hasta abril, solo había asignado 15.700 millones de reales (unos 3.000 millones de dólares), un promedio diario de desembolsos 12 veces menor que el año anterior.

Políticas económicas durante la pandemia

La ayuda de emergencia de 600 reales (unos 100 dólares), propuesta por la oposición, comenzó a pagarse en marzo de 2020.

En marzo de 2021, el gobierno bajó el monto a 250 reales (unos 45 dólares) por familia, 150 reales (300 dólares) para las madres solteras y 375 reales (300 dólares) para las madres solteras, y cambió las reglas para recibir el beneficio, excluyendo a 22,6 millones. Además, las ayudas se pagarán solamente hasta octubre de este año.

¿Cómo enfrentó Argentina la pandemia?

Medidas sanitarias

  • Prohibición de los despidos y suspensión de los trabajadores desde que se anunciaron las primeras medidas restrictivas hasta hoy.
  • Aumento de aranceles al campo, principalmente a la exportación de soja (30% y 33% para los grandes  productores), medida que logró recaudar 8 milmillones de pesos en 2020.
  • Impuesto extraordinario a las grandes fortunas que tasa los patrimonios superiores a los 200 millones de pesos (unos US$2 millones) en tasas que van del 2% al 3,5% para fortunas en el país, y hasta 5,25% para bienes en el exterior. Lo recaudado(cerca de 3 mil millones) fue destinado a garantizar el abastecimiento de suministros médicos, a ayudar a pequeñas y medianas empresas, y a financiar becas estudiantiles, desarrollos sociales y proyectos de gas natural.
  • Ingreso Familiar de Emergencia (IFE) de 10 mil pesos mensuales para 9 millones de trabajadores de la economía informal, trabajadores autónomos y a trabajadoras y trabajadores de casas particulares y desempleados. Se invirtieron unos $ 265.000 millones de pesos, el equivalente a un 0,77 punto de PBI.

Medidas sanitarias

  • Adopción de todas las medidas no farmacologicas recomendadas por la Organización Mundial de la Salud: uso de máscara, alcohol en gel y distanciamiento social.
  • Compra de test de detección de covid, preparación de hospitales y profesionales de salud.
  • Negociación desde el inicio y compra de las vacunas Sputnik V, Astraseneca-Oxford (con principio activo producido en la Argentina, formulado y envasado en Liomont México y AMRI, Estados Unidos; por el mecanismo COVAX; y Covishield, India) y Sinopharm.
  • Desarrollo 6 vacunas contra COVID-19 lideradas por Universidades Nacionales e investigadores del CONICET en conjunto con laboratorios argentinos. La vacuna más avanzada es la de la UNSAM, que acaba de obtener 60 millones de pesos de financiamiento adicional para concluir la fase pre-clínica y comenzar los estudios de seguridad en humanos.