Revuelta y represión en Eswatini​, la última monarquía absoluta de África

Manifestantes en el país del sureste africano reclaman reformas democráticas. Periodistas denuncian torturas y persecución.

Eswatini represión África
Foto: Zambia24

Se reportan más de 40 muertos, detenciones y torturas por parte de las fuerzas represivas de Eswatini, donde se han profundizado las revueltas antimonárquicas en oposición el rey Mswati III, quien gobierna el país desde 1986.

El acceso a internet y el uso de las redes móviles se encuentran limitados desde el 29 de junio. El grupo de telecomunicaciones MTN afirmó en un comunicado oficial que recibieron órdenes del gobierno para suspender el acceso a redes sociales y otras plataformas online.

En una declaración conjunta, miembros de la oposición reclaman un gobierno de transición, una Constitución democrática y la legalización de los partidos políticos. También piden la intervención de la Unión Africana, la Comunidad de Desarrollo del África Austral y la Commonwealth.

Periodistas del medio sudafricano New Frame denunciaron este lunes torturas y persecución en su cobertura de los hechos. A continuación, el comunicado difundido en redes sociales:

 

Periodistas de ‘New Frame’ detenidos, agredidos y torturados por las fuerzas de seguridad en Eswatini

 

El domingo 4 de julio de 2021, dos periodistas de New Frame, Magnificent Mndebele y Cebelihle Mbuyisa, que se encontraban en misión en Eswatini, fueron detenidos, agredidos y torturados por las fuerzas de seguridad.

Se encontraban allí para informar sobre las protestas prodemocráticas, centrándose específicamente en el asesinato de ciudadanos por parte del Estado. Durante su estancia en el país, fueron detenidos en controles de carretera en varias ocasiones, amenazados y obligados a borrar el material de sus teléfonos y su cámara.

El jueves 1 de julio, Mbuyisa recibió un mensaje de WhatsApp, presentado explícitamente como una advertencia, de una persona conocida por su cercanía a la familia real, que le decía que no debía «hacer ningún movimiento».

Poco después de las 9 de la mañana del domingo, ambos fueron detenidos por soldados en la carretera MR3, cerca de la ciudad de Matsapha, cuando regresaban del funeral de Vincent Bhembe en Ngculwini. Bhembe fue supuestamente abatido por las fuerzas de seguridad el 30 de junio y murió en el hospital al día siguiente.

Los periodistas de ‘New Frame’ fueron amenazados a punta de pistola, se les confiscaron las cámaras y se les obligó a borrar importantes imágenes y fotografías del funeral, incluidas las entrevistas con personas que habían recibido disparos y estaban heridas.

A continuación, Mndebele y Mbuyisa fueron trasladados a la cercana comisaría de Sigodvweni, donde fueron interrogados y agredidos con puñetazos y patadas. Les colocaron bolsas de plástico en la cabeza para asfixiarlos. Este acto, a veces descrito como «entubado», está reconocido mundialmente como una forma de tortura. En Sudáfrica, las fuerzas de seguridad del apartheid lo utilizaron ampliamente y, en la actualidad, se sigue empleando contra los activistas de base en las comisarías.

Cuando se recibió la noticia de las detenciones, los abogados de New Frame con sede en Johannesburgo, Cheadle Thompson & Haysom Inc, informaron a un abogado con sede en eSwatini para que localizara su paradero y consiguiera su liberación urgente. Tras una rápida y eficaz intervención del abogado, los dos jóvenes fueron liberados alrededor de las 3 de la tarde. Tras su liberación, Mndebele y Mbuyisa fueron trasladados al hospital.

Se les advirtió que sería demasiado peligroso dirigirse a la frontera esa noche, ya que la policía, los soldados y los funcionarios de prisiones estaban posicionados en múltiples controles de carretera a lo largo de las principales autopistas.

Pasaron la noche en Mbabane, donde se refugiaron y fueron atendidos por un ciudadano de a pie que trabaja como limpiador. Durante todo este calvario, y también antes de ser detenidos, fue muy difícil mantener el contacto con los dos periodistas, ya que la comunicación por Internet en el país estaba cortada.

Mndebele y Mbuyisa pudieron cruzar la frontera a las 15:30 horas de esta tarde y ahora están a salvo. Han arriesgado su seguridad personal para informar sobre cómo el pueblo de eSwatini está arriesgando su vida para luchar contra un Estado opresor, y el precio que se ha pagado por esa resistencia. Mndebele y Mbuyisa han actuado con valor e integridad y en la mejor tradición del periodismo.

Este no es un incidente aislado. Desde hace décadas, las fuerzas de seguridad de eSwatini son conocidas por su brutalidad contra periodistas, sindicalistas, estudiantes y otros activistas prodemocráticos. Los intentos de silenciar a los periodistas y activistas tienen como objetivo, entre otras cosas, tratar de impedir que la magnitud del sufrimiento de la población de eSwatini se transmita a personas de fuera del país.

New Frame condena enérgicamente la detención, la agresión y la tortura de Mndebele y Mbuyisa, y hace un llamamiento a la solidaridad internacional con todos los periodistas y activistas que se enfrentan a la represión en eSwatini, y al restablecimiento inmediato de las libertades democráticas en ese país, incluido el derecho a la prensa libre. 

Para más información, contactarse con Monica Laganparsad, editora asociada de New Frame: (0825786111).