Larreta ya habla como candidato y agita más la interna de Juntos

El jefe porteño dijo que su decisión de ser candidato “no depende de Macri”. Juntos parece decidido a ir a una gran PASO, en donde hasta podrían incluirse la extremaderecha.

Cruje la interna dentro de Juntos. Pero unas PASO podría reunificarlos para volver al poder

Falta más de un año para las futuras elecciones presidenciales, sin embargo el clima electoral ya se está instalando de a poco en el país. Aunque parezca un análisis cargado de ansiedad, hay dos factores que influyen constantemente en esto: un gobierno que no puede lograr hegemonía y una oposición que insiste con acelerar los tiempos políticos. 

Este 25 de mayo fue utilizada como una fecha para que tanto el oficialismo como la oposición realicen actos, detrás de la fachada del locro y las empanadas. Además del que participó el presidente Alberto Fernández, se destacó el de Horacio Rodríguez Larreta, una de las cartas que llevará el PRO para el 2023. 

Más allá de las críticas repetidas que nacen de este espacio hacia el kirchnerismo y el gobierno del Frente de Todos, Larreta dejó claras señales de que será un candidato fuerte para las futuras elecciones y volvió a marcar sus matices con el expresidente Mauricio Macri.

Pero en Juntos por el Cambio, no todo es algarabía y esperanzas, ya que esta vez llegarán a un escenario electoral mucho más dividido del que los encontró allá por el 2015. 

Con solo echar lupa en el PRO, podemos encontrar a Macri, Larreta y Patricia Bullrich como sus posibles candidatos (sin contar las posibles pretenciones de la exgobernadora María Eugenia Vidal). Pero dentro de la alianza opositora de Juntos, también aparecen los radicales, que esta vez se muestran más decididos a disputar la conducción: allí se anotan el polémico gobernador de Jujuy, Gerardo Morales (UCR) y el diputado nacional por la provincia de Buenos Aires, Facundo Manes (UCR), quienes a su vez representan a diferentes estilos y formas del radicalismo. 

A meses de que se deban cerrar los candidatos, hay grandes chances de que la oposición inaugure una gran PASO para definir a su candidato más fuerte. Algo que -todavía con menos claridad- podría ocurrir en el propio oficialismo. 

Mile y Espert, dos cartas de la «anti política» que se podrían transformar en la tercera fuerza

Todos a las PASO: ¿La ultraderecha también?

Como si fuera poco, al interior de Juntos se cocina un debate que incomoda en demasía a los candidatos con un perfil más progresista o republicano: se trata de la posible incorporación de los sectores liberales y de ultraderecha, como Javier Milei y José Luis Espert. 

Hasta entonces, la exministra de Seguridad Patricia Bullrich lo había presentado como una posibilidad y hasta coqueteó políticamente con Milei, en una hipotética fórmula hacia el 2023. Las coincidencias políticas entre ambos dirigentes políticos no son pura casualidad, teniendo en cuenta sus perfiles extremistas. Pero además de Bullrich, el propio Macri también dejó señales de que la incorporación de los liberales no era una idea a descartar rápidamente.
El problema parece posar ante todo en lo que pueda opinar Horacio Rodríguez Larreta y también el radicalismo, actualmente dividido entre quienes rechazan abiertamente la posibilidad de que Milei y Espert se sumen a un gran frente opositor, y quienes lo permitirían con condiciones. 

“En la última elección ya sumamos gente de la centro derecha como Ricardo López Murphy, de perfil más progresista como Margarita Stolbizer, gente del peronismo y varios independientes, como Carolina Losada, Martín Tetaz, acá cada presidente nuevo que viene parece un fundador, todo lo anterior es una catástrofe, así estamos”, sorteó la pregunta Larreta, en diálogo con TN.

Después, sin embargo, dejó otras señales: “Milei tiene todo el derecho de participar en la política argentina. Es un político más”.

Pero por fuera del debate sobre si liberales sí o liberales no, el jefe porteño dejó en claro que ya no tiene miedo de distanciarse todo lo necesario de su ex líder político, Mauricio.  “Mi decisión no depende de Macri”, respondió Larreta, respecto a su posible candidatura en 2023

“Con Macri hablamos, tuvimos un almuerzo la semana pasada”, dijo y reforzó la idea de defender a las PASO como una herramienta para ordenar el complejo frente opositor.

Larreta no le teme a la interna porque sabe que corre con algunas ventajas: es un perfil que cuadra más con el clima político que se vive tiene una gestión para mostrar.

A todo esto, en sus nuevas apariciones mediáticas ha tomado la decisión de hablar casi como un futuro presidente, aunque irónicamente esquiva a la pregunta de si será candidato o no. “Tenemos que llegar preparados, no vamos a tener 100 días, vamos a tener 100 horas”, sostuvo respecto a las reformas políticas en caso de llegar a la Casa Rosada. También apuntó: “Vamos a ser los que transformen la Argentina, somos los únicos que podemos transformar el kirchnerismo; no hay otros”, en un acto realizado junto al senador Martín Lousteau.

 

No hay dudas de que para la oposición la campaña ya empezó. La duda se abre sobre cómo responderá el oficialismo, todavía con el poder de desplegar políticas populares de largo alcance.