Un ministro suelto en EEUU

El ministro de Economía, Sergio Massa, comenzó el martes pasado una dinámica gira por los EEUU. Reuniones con autoridades del BID, funcionarios de la Casa Blanca, directivos de empresas internacionales y la presidenta del FMI ¿Gira exitosa? ¿Para quién?

La gira de Sergio Massa es exitosa, pero ¿Podrá desactivar la bomba en la Argentina?

La super semana de Sergio Massa comenzó antes de su gira por la potencia del norte. La rareza de dar anuncios un domingo solo se explicó por la necesidad de cerrar una serie de negociaciones y dejar la casa más o menos en orden, antes de la acelerada agenda que le esperaba.

La postal fue clara. Los protagonistas: Juan José Blanchard (presidente de Dreyfus), Roberto Urquía (presidente de Aceitera General Deheza), Vladimir Barisic (presidente de Viterra), Alfonso Romero (presidente de Cofco), Gustavo Idígoras (presidente de CIARA-CEC), José Castelli (presidente de Bunge) y Fernando Cozzi (presidente de Cargill). Lo central: el “dólar soja”. El ministro ofreció $200 por cada dólar de soja producto de las exportaciones. El marco de la foto: fortalecer las reservas del Banco Central y bajar la brecha cambiaria. Ganar tiempo para después conseguir fondos de organismos internacionales.

Ese mismo día, de costado, medio borroso y al fondo, el ministro también anunció un ingreso para personas en situación de indigencia. Los beneficiarios serán aproximadamente dos millones de personas y el monto será el equivalente a la canasta básica alimentaria por adulto, unos 16 mil pesos. Algo similar al Salario Básico Universal pedido por un amplio conjunto de organizaciones gremiales, sociales y políticas con el dirigente Juan Grabois como principal vocero.

En palabras del mismo Grabois, “La salida del bloque oficialista de los diputados del Frente Patria Grande, más allá de las diferencias que tenemos con la orientación económica y otros aspectos de la gestión, tenía como causa fundamental: la falta de medidas redistributivas para éste último sector, los más pobres de los pobres. Estas medidas, tardíamente, aparecieron”.

Al día siguiente de las medidas tomadas por Massa, Clarín tituló: “El dólar soja le cambio la cara a los mercados. “Por ahora se mantiene la pax cambiaria”, continuó el mismo diario. La política fue bien recibida por el establishment, aunque ya anuncian que solo servirán en un corto plazo.

El gobernador Axel Kicillof, sus ministros, el mandatario de Entre Ríos, Gustavo Bordet, y diputados avalaron la medida anunciada por Sergio Massa. El “corto plazo” apuró la necesidad del viaje a Estados Unidos. Ya en tierras norteamericanas el ministro se enteró que la medida generó euforia en los exportadores, registrándose liquidaciones de divisas no vistas hace cinco años.

El financiamiento del BID a la Argentina pasará de US$800 millones a US$1.200 millones en el último trimestre de 2022.

Yo soy el BID, vosotros los tallos

El martes comenzó la visita oficial. Su reunión más importante fue la realizada al Banco Indoamericano de Desarrollo (BID) donde se reunió con el presidente del organismo Mauricio Claver-Carone. En este encuentro las distintas partes acordaron priorizar y optimizar el programa de préstamos del organismo para 2022.

“El acuerdo alcanzado con el BID es el resultado del trabajo articulado para lograr un paquete de Financiamiento Especial para el Desarrollo que le permitirá a la Argentina poner en marcha programas claves en infraestructura, salud, agua y turismo”, publicó Massa en sus redes sociales.

La noticia fue entendida como una primera victoria y rápidamente publicada en los portales de la Presidencia de la Nación. El BID presentará en septiembre un paquete de Financiamiento Especial para el Desarrollo por un total de US$700 millones para financiar el “Programa de Apoyo a la Mejora de la Gestión Fiscal y la Recuperación Económica”. Además, presentará un préstamo de US$500 millones a través del “Programa de Apoyo a Políticas Públicas para el Crecimiento Sostenible y Resiliente en Argentina.

En conjunto, estos préstamos permitirían aumentar el financiamiento del BID a la Argentina de US$800 millones a US$1.200 millones en el último trimestre de 2022. La reunión logró apresurar los tiempos de las líneas de crédito y aumentar sus valores. Este es el logro económico, pero lo central es el éxito político que logró “destrabar” (en palabras de ambas partes) una serie de conflictos entre el país y el organismo.

¿Quién es el personaje que se lleva la medalla? Mauricio Claver-Carone, hombre cercano a Donald Trump y amigo del operador republicano Rudolph Giuliani (quien se sospecha influyó en el acercamiento entre el ex intendente de Tigre y el directivo).

En julio del 2020, Claver – Carone admitió en un foro diplomático, la decisión geopolítica que ejecutó la Casa Blanca para facilitar los créditos con el FMI en pos de sostener el programa económico de Cambiemos y beneficiar la imagen de Mauricio Macri antes de las elecciones del 2019.

“Massa y Claver-Carone dieron vuelta la página, intercambiaron elogios y acordaron ampliar el financiamiento del BID a la Argentina”, tituló La Nación. ¿Cuánto habrá costado la pipa de la paz?

Frenetics days

La visita de Sergio Massa fue acompañada por el embajador norteamericano en argentina, figura importante del partido demócrata y la comunidad judía en norteamerica. El miércoles se encontró con el director gerente de operaciones del Banco Mundial, Axel van Trotsenburg, donde consiguió otros 900 millones de dólares.

Luego fue a la Casa Blanca donde tuvo una reunión con el consejero Jake Sullivan, un tipo de encuentro solo reservado a los presidentes de las naciones visitantes. En este caso, hicieron una excepción ante el super ministro. El debate tuvo como eje la política, pero también un tema sumamente importante y delicado: un acuerdo entre la AFIP y el organismo fiscalizador de los EEUU para intercambiar información sobre la cuenta de argentinos en ese país. Unos 100 mil millones de dólares no declarados.

La gira siguió almorzando con miembros del Congreso Judío Estadounidense, un organismo de influyente poderío económico, y continuó en la Cámara de Comercio de los Estados Unidos donde Massa prometió a varias petroleras “reglas claras para poder invertir”, es decir, flexibilidades. “Reunión con Bryan Pickett, Gerente General de No Convencionales para Argentina de Exxon Mobil  y Daniel De Nigris, Gerente General Exxon Mobil Exploration Argentina. Analizamos los avances e inversiones de la empresa en Vaca Muerta para el desarrollo nacional”, comentó el ministro en sus redes sociales.

Este lunes, Sergio Massa se reunión con Janet Yellen, secretaría del Tesoro, quien es la encargada de decidir los votos de la potencia en el FMI. Reunión cave para la continuidad del acuerdo alcanzado con el organismo financiero internacional. Como todos los caminos conducen a Roma, la frutilla del postre fue la reciente reunión con la directora del FMI, Kristalina Geogieva, quien destacó un «fuerte compromiso e impulso para lograr las metas del programa, que se mantendrán sin ser alteradas«.

¿Misión cumplida para el superministro en Estados Unidos? Lo cierto es que, Argentina cumple sus acuerdos, el país se abre al mundo mediante los mecanismos internacionales de financiamiento y garantiza alimentos y energía a bajo costo.

¿Bomba desactivada?