Las inundaciones impactan fuerte en el “Granero de China”

La provincia de Henan representa casi un tercio del suministro nacional de trigo y alrededor de una décima parte de la producción nacional de maíz, verduras y carne de cerdo.

inundaciones China
Foto: Simon Song

Las autoridades locales de Weihui, un condado del norte de Henan, indicaron el martes pasado que las inundaciones en algunas partes del condado habían comenzado a disminuir, pero las fotos y los vídeos tomados por los residentes locales mostraron que los niveles de agua en realidad aumentaron durante la noche.

Las inundaciones en la provincia central de Henan suponen una amenaza para una de las mayores regiones agrícolas de China, aunque cualquier interrupción del suministro nacional de alimentos será sólo temporal, según los analistas. El llamado “Granero de China» representa casi un tercio del suministro nacional de trigo y alrededor de una décima parte de la producción nacional de maíz, verduras y carne de cerdo.

Hasta el lunes, unas 972 mil hectáreas de campos de cultivo se habían visto afectadas por las inundaciones, lo que generó preocupación por la inflación y la seguridad alimentaria en el país. Aunque la temporada de trigo de la región ya terminó, el maíz y las hortalizas no cosechadas se convirtieron en las últimas víctimas. Según el gobierno provincial de Henan, el rendimiento de las cosechas en más del 40% de los campos afectados se reducirá al menos en un 30%, y unas 100 mil hectáreas perderán el 80% o más.

Un agricultor de un pueblo cercano, que no quiso ser nombrado, dijo que el agua no había retrocedido y que había alcanzado más de dos metros en el punto más profundo. «Nuestra aldea cultiva principalmente maíz, otras aldeas cercanas también cultivan hortalizas», dijo el agricultor. «Muchos pueblos han desaparecido y todos los cultivos se han inundado».

El pueblo natal del trabajador migrante Ren Zhiqiang, una aldea cercana al condado de Puyang, a unos 100 km al noreste de Weihua, lleva cinco días inundado, lo que ha afectado a los cultivos de maíz y maní. «Algunos campos de cultivo se han inundado, por suerte las inundaciones dejaron de subir [el lunes] y empezaron a remitir», dijo Ren.

Las interrupciones en el suministro de alimentos han hecho subir los precios, pero los analistas afirman que es probable que el impacto sea sólo temporal y se limite a la provincia de Henan y las regiones cercanas. Las cosechas destruidas, junto con las interrupciones del transporte, contribuyeron a la subida de los precios, pero el impacto será mínimo, de acuerdo a los especialistas de Industrial Securities. «Lógicamente, las fuertes lluvias pueden hacer subir los precios de los alimentos, pero el impacto no es significativo a partir de los datos históricos», indicaron.

En general, los precios de los alimentos en China han descendido recientemente, y el índice de precios al consumo (IPC) bajó en junio en comparación con el mes anterior. El descenso se debió principalmente a la caída de los precios de la carne de cerdo, ya que las existencias nacionales se han recuperado de la crisis de la peste porcina africana.

«Las inundaciones pueden causar fluctuaciones en los precios de los alimentos a corto plazo, pero no han tenido un impacto sustancial en el suministro de alimentos del país en general», dijo Sun Fu, analista de Huaxi Securities.

Sin embargo, Zhong Zhengsheng, economista jefe de Ping An Securities, cree que las inundaciones pueden hacer subir el IPC de China entre 0,1 y 0,2 puntos porcentuales, principalmente debido al aumento de los precios de las verduras en los próximos meses. Los precios de las verduras en Xinfadi, el mayor mercado mayorista de alimentos de Pekín, del que Henan es uno de los principales proveedores, aumentaron un 3,29% la semana pasada en comparación con la anterior.

«Las hortalizas son más vulnerables a las inundaciones, ya que suelen crecer en llanuras, por lo que es inevitable que suban de precio», dijo Lin Guofa, representante de Bric Agriculture Group. «Pero sus cortos períodos de crecimiento significan que la subida será también a corto plazo». El maíz, aunque haya sufrido las inundaciones, no afectará al IPC (Índice de Precios al Consumo) de China debido a su escasa ponderación en el índice, explicó Zhong, ya que los cereales sólo representan el 2% de la cesta. «El suministro global de granos de China se mantendrá estable a pesar de las inundaciones», dijo Lin.

«Desde la segunda mitad de 2020, China ha aumentado significativamente las importaciones de granos. Se estima que las importaciones de maíz alcanzarán unos 30 millones de toneladas en 2021, aumentando en 20 millones de toneladas.» Henan es también una de las mayores provincias productoras de cerdos de China, y en el primer trimestre del año, su oferta de carne de cerdo representó más del 9% de la producción nacional.

Sin embargo, es poco probable que el precio de la carne de cerdo, un alimento básico en China, se vea afectado, ya que las actuales existencias de cerdos redundantes se librarán del impacto de las inundaciones. «El impacto de las fuertes precipitaciones puede no ser significativo [en el precio del cerdo]», dijo el informe de Industrial Securities. «Basándonos en la experiencia histórica, observamos que en 2016 y 2017, cuando las inundaciones fueron más graves, ni las fuertes lluvias ni las inundaciones hicieron subir los precios del cerdo».

Los precios de la carne de cerdo en China han experimentado un fuerte descenso desde principios de año, y hasta el viernes, el precio al por mayor había caído un 55% desde el máximo de enero. «El principal factor que afecta [al precio del cerdo] sigue siendo la oferta y la demanda», añadió Zhong, de Ping An Securities. «La actual presión a la baja sobre los precios del cerdo aún no se ha liberado del todo». Pero Lin, de Bric Agriculture Group, advirtió que las graves inundaciones podrían, en cambio, reavivar la propagación de la peste porcina africana, que se detectó por primera vez en China en 2018 y sigue preocupando a la industria porcina del país.

«El agua de la inundación puede ser portadora de virus», dijo Lin. «Incluso después de que las inundaciones retrocedan, la alta temperatura y la humedad también pueden aumentar la vulnerabilidad de los cerdos».


 

Artículo publicado originalmente por South China Morning Post que integra el boletín de noticias de Dongsheng News. Si querés recibir noticias semanales sobre China, podés suscribirte acá.