Evergrande y el fantasma de una crisis mundial

Evergrande representa el 2% del PBI de su país. El antecedente de Lehman Brothers y la capacidad de intervención del gobierno chino.

china evergrande

La economía mundial encendió las alarmas en los últimos días cuando la segunda empresa inmobiliaria china anunció que no podía hacer frente a una deuda de 300 mil millones de dólares. La semana pasada, Evergrande no pagó 83,5 millones en intereses y tiene un vencimiento de 47,5 millones para el próximo miércoles. La empresa inmobiliaria debe dinero a bancos, inversores y proveedores, tanto chinos como extranjeros.

En diálogo con ARGMedios, el sociólogo y especialista en asuntos de China, Sebastian Schulz explicó que la crisis de Evergrande “expuso la situación del del desarrollo del mercado inmobiliario de China pero digamos tiene que ver con el mercado inmobiliario nivel global, qué es un sector altamente especulativo y altamente financiarizado”.

“Evergrande es una empresa privada de las más importantes de China, una de las principales desarrolladoras en el sector, es decir, construcción y gestión de servicios inmobiliarios. Producto de su crecimiento se ha ampliado a otros sectores como el sector del juego y de casinos, la construcción de islas artificiales y ha incursionado en otras áreas, como equipos de fútbol —compró un equipo de fútbol— o la fabricación de vehículos eléctricos. Es una empresa muy grande que expresa el 2% del PIB chino, lo cual habla de su proporción”, describe Schultz.

Entre las razones de la crisis económica de la empresa se encuentran las nuevas regulaciones del mercado inmobiliario por parte del gobierno chino. En pocos años, comprar una propiedad se ha vuelto inaccesible para gran parte de la población y es por eso que desde Beijing buscan anticiparse a una crisis. Por otro lado, Evergrande fue afectada por la pandemia —a pesar de que China fue la única potencia que creció en 2020— debido a la falta de materiales, aumento de costos y proyectos no terminados. Quedó al descubierto la dependencia del Grupo Evergrande del mercado extranjero.

«Es una empresa muy grande que expresa el 2% del PIB chino, lo cual habla de su proporción»

La comparación con Lehman Brothers

Lehman Brothers fue una empresa estadounidense que realizaba servicios financieros a nivel global y, en el último tiempo, destinó muchos de sus recursos a inversiones en hipotecas de alto riesgo, una jugada que no salió bien. El banco se declaró en quiebra el 15 de septiembre de 2008 y las consecuencias fueron enormes.

Durante los últimos días se alimentó la idea de que la deuda de la empresa china desataría una nueva nueva crisis a nivel mundial. Pero hay grandes diferencias: primero que Lehman Brothers era un banco de inversión; segundo que la crisis económica del 2008 respondió a un fenómeno propio de la especulación financiera estadounidense; y tercero —pero no menos importante— el dólar tiene una escala diferente a los yuanes, y eso puede resultar beneficioso.

“En China el Estado tiene una fuerte presencia en la economía y una decisión de fuerte intervención en función del beneficio de las mayorías populares. En ese marco el gobierno chino a través del control de la banca y a través del control de los mercados financieros tiene la capacidad y la decisión de intervenir para que la situación del Evergrande no estalle y no afecte la economía cotidiana del pueblo chino”, concluyó Sebastián Schultz.

+ posts

Periodista | Redacción ARGMedios | CM