Ampliar el ámbito de lo decible, ampliar el ámbito de lo posible

Nuevos discursos, narrativas y personajes emergentes. Corren los límites de lo que está permitido decir y a su vez son reaccionarios ante el avance de nuevos derechos.

Argentina forma parte de un escenario regional marcado por una contraofensiva neoliberal. Se ha dado un fenómeno de circulación de ciertos discursos que ponen en jaque las pautas de la convivencia democrática establecidas con el regreso de la democracia a nuestro país. 

Pensar el momento histórico en el que vivimos implica pensar aquellos elementos que lo estructuran para que, a partir de esa acción intelectual y reflexiva, se activen intervenciones y prácticas políticas que nos permitan torcer el rumbo planteado por quienes buscan sostener el status quo.

La retórica de la derecha 

Con la emergencia en el espacio público de nuevos actores que propagan un discurso de odio, se hizo cada vez más evidente que la ilusión de la tolerancia, el pluralismo y la racionalidad de la democracia liberal se ha roto hace tiempo. La pandemia de Covid-19 precipitó en nuestro país un proceso de radicalización de sectores conservadores que hace tiempo se venía gestando: hablamos de la cristalización de una identidad y un discurso de extrema derecha.

Estos discursos buscan ampliar la frontera de lo decible. Pero esa frontera de lo decible siempre fue un vidrio demasiado transparente que durante años no hizo más que resquebrajarse. Hoy estamos llegando a un punto donde algunos consensos que creíamos sólidos se han roto y otros, probablemente, están por hacerlo. Estos discursos se han montado sobre diversos dispositivos de poder, se han difundido por los medios tradicionales de comunicación y han sido amplificados por las redes sociales y las ya no tan nuevas tecnologías de la información.

El último proceso electoral en la Comunidad de Madrid ha servido como laboratorio para la extrema derecha representada por VOX y el Partido Popular. El eslogan, repetido como mantra, de Comunismo o Libertad ha servido como catalizador de estos proyectos de derechas. Y con la victoria de estos sectores se hace evidente que no alcanza con señalar con el dedo a quienes profesan el credo de esta reacción conservadora

En Argentina se dieron dos fenómenos desde la asunción de Mauricio Macri en 2015. El primero es una derechización del macrismo, retomando viejos conceptos de la derecha tradicional y abandonando el espíritu new age. Y en segundo lugar, el surgimiento de una derecha radical, que corre por derecha a las expresiones que reúne Juntos por el Cambio.

Estas últimas formaciones, encabezadas por sectores liberales que presentan a Espert y Milei como sus principales referentes; y por sectores religiosos, que cuentan con Cynthia Hotton y Juan José Gómez Centurión como sus figuras más conocidas; tienen una baja representación institucional pero una gran influencia discursiva y daño mediático. 

Inseguridad, populismo y libertad

El discurso de estas derechas se basa en tres pilares fundamentales: inseguridad, populismo y libertad. En torno a la figura de la seguridad se construyen dos estrategias discursivas: por un lado la caracterización de la delincuencia mediante la cadena discursiva pobreza – inmigración – terrorismo; por otro la “mano dura” como única garantía de la seguridad pública frente la inseguridad.

La derecha ha montado su discurso en torno a la cruzada contra el populismo. En ese sentido, se monta una cadena discursiva que asocia populismo–corrupción– privilegios–autoritarismo.

Se trata de una gran estrategia que tiene su correlato en operaciones judiciales, construcción de causas y hostigamiento sistemático a dirigentes y funcionarios.

Con la pandemia de Covid-19 como contexto se ha producido un desplazamiento de los valores de la república al plano de las libertades individuales. Durante algunos momentos de la pandemia la derecha política logró instalar el discurso de las libertades individuales frente al autoritarismo de la cuarentena más larga del mundo

¿Cómo enfrentar a estas nuevas derechas en un sistema democrático que habilita su emergencia? ¿Cómo evitar su crecimiento sin caer en la trampa de ser tildados de antidemocráticos y autoritarios? Desde ARGMedios habilitamos este espacio para la reflexión, el intercambio y el debate de ideas, no como un mero ejercicio intelectual sino para la construcción de un arsenal teórico, de una caja de herramientas que habilite la práctica y la lucha política.

Milei, el Dipy y Canosa, tres perfiles del discurso de derecha

Argentina está en vísperas de un nuevo proceso electoral. Tal vez sea esta una excelente oportunidad para que los progresismos ensayen y construyan nuevas narrativas, que no sean mero relato y que sepan enamorar al pueblo. Es necesario disputar el sentido común politizando las narrativas, para desarmar los consensos que se pretenden instalar. 

Frente a la ampliación del ámbito de lo decible, debemos ser capaces de ampliar el ámbito de lo posible.

Los tres perfiles que hoy presentamos, elaborados por el Instituto Tricontinental de Investigación Social, son solo la superficie de un movimiento mucho más grande y complejo de un entramado que incluye a fundaciones, tanques de pensamiento, ONGs, empresas, medios de comunicación y partidos políticos. Todos articulados a nivel nacional e internacional.


 

Javier Milei economista

Javier Milei: un economista libertario en tiempos de redes

 

 


Viviana Canosa derechas

Viviana Canosa: el estilo de las nuevas derechas en la TV

 

 


Dipy influencer

El Dipy: el influencer que viene de abajo

 

 

 


 

+ posts